El Portal Humanístico en la red

 




Los espíritus de las sombras


Los denomino así porque son justamente eso, sombras que andan por todas partes, uno puede verlos en la calle, entre los árboles, en sitios con problemas, etc., se arrastran muchas veces por el piso y otras veces levantan vuelo hasta cierto punto, pero por lo general no les atrae demasiado el cielo abierto, pues al contacto con la luz del sol se desvanecen y pierden poder. Andan casi siempre detrás de algunas personas y lugares a las que tratan de poseer. No son muy grandes, aunque los hay, pero esos son peligrosísimos y rara vez se manifiestan solos, generalmente son una bandada de ellos que se unen haciendo una gran masa oscura que intercambia poder energético entre si logrando ciertas proezas. La actitud es semejante a muchas nubes oscuras que relampaguean antes de la tormenta. En muchas ocasiones ellos mismos declaran ser incontables llamándose a si mismos legiones, pero a decir verdad no son tantos como alardean, son muchos, eso si, pero no son legiones atrapando un cuerpo. Estos espíritus son esas sombras que pululan por muchos lugares, son muy sensibles a la luz y al humo, de allí que encender incienso consagrado o bendecido, es para ellos un arma muy poderosa, pues el humo llega a todos los rincones y los levanta conduciéndolos hacia afuera del lugar, es una especie de puente que los obliga a cruzar, como el humo siempre tiende a salir de los lugares cerrados, se lleva consigo a estas sombras que son energías que se depositan en diferentes sitio. Son llevados hacia afuera, a la luz del sol que en muchos casos las aniquila y en otros los debilita tanto que se esconden bajo las plantas y árboles hasta el anochecer, momento en el cual se desprenden para ir hacia otros lugares mejores. Estos espíritus tienen conciencia y saben lo que hacen, solo que si no pueden hacer mas es porque su accionar esta limitado por otros espíritus superiores que guardan a la humanidad, además que son muchas las personas que saben defenderse de ellos, con diferentes métodos, pero lo hacen.

Los incubos también son esta clase de espíritu, solo que tienen la predilección de tomar energías de las personas a través de su sexualidad, para alimentarse de ellas hasta agotarlas física y mentalmente, extraen la energía vital y poseen a sus victimas por la noche preferentemente. Los incubos son espíritus masculinos que generalmente atacan a mujeres solas o con problemas múltiples. Por las noches se acercan y envían mensajes subliminales de sexualidad y placer, hasta que en la victima se forma un pensamiento constante y les produce sueños eróticos intensos. Esto es normal hasta cierto punto puesto que cuando el incubo siente que se le ha abierto las puertas internas de la percepción por parte de la mujer, este extrae mas energías hasta condesarse en el mundo de la materia y la persona puede sentir verdadera que alguien esta encima de ella.

La palabra incubo proviene del latín (incubare), y significa yacer arriba o encima, se lo relaciona directamente con un espíritu maligno masculino pues sus victimas son mujeres. Estos espíritus según la tradición mágica, buscan engendrar al anticristo, aunque también lo buscan los súcubo.

Los súcubo son espíritus de las sombras, son femeninos y buscan de todas formas acercarse a los hombres para excitarlos durante la noche en sus sueños. La palabra súcubo, también proviene del latín (sucubare), y se entiende que significa yacer abajo, es decir que se colocan debajo del hombre tal como haría una mujer. Tratan de extraer de ellos el germen de la vida y llevarse ese liquido corporal hasta un centro de reunión con el cual trataran de hacer lo mismo que los incubos, engendrar al anticristo.

Esta es la mitología de la edad media que ha llegado hasta nuestros días, pero en realidad el fin conciso de ellos es alimentarse de las energías vitales de las personas a través del contacto físico - espiritual de su sexualidad.

Existen espíritus de personas desencarnadas que también buscan lo mismo, son espíritus que no se han elevado hacia el cielo espiritual y quedan en un mundo intermedio entre la materia y el espíritu puro, para los esotéricos se trata del mundo astral, que un plano intermedio donde caben todas las posibilidades según el contenido mental y emocional de las personas. Estos espíritus, al igual que los incubos y los súcubo se comportan de igual manera, pero su razón es la de continuar con un contacto corporal ilusorio con las personas que han querido o deseado en vida. Puede que suceda que además de no haberse elevado, todavía quede en su contenido mental-emocional el deseo vivo de un encuentro amoroso con determinada persona, o que haya sido un psicópata sexual. Estos espíritus no son elevados ni mucho menos, no han tenido una relación de amor verdadero, sino que por el contrario, el sexo siempre domino sus vidas. Existen casos en que las personas vivas han comunicado que en sueños o en la soledad de sus habitaciones son asaltados por espíritus que buscan tener una relación con ellos. Estos espíritus también pueden acoplarse al sistema energético del ser humano y posarse en determinadas zonas, como así también quedarse en la casa como un habitante mas. Pueden manifestarse de acuerdo a su personalidad y atacar a extraños si notan que tratan de hacer algún daño a la persona que ellos quieren y por la que están allí, como así también ponen muchas trabas en el camino del desarrollo personal o afectivo de la persona, es decir que no les permiten que tenga una pareja estable o que se case, etc.

Estos espíritus al igual que los incubos y los súcubo pueden alejarse del sitio a través de un exorcismo y rezos especiales para llevarlos a un lugar de descanso en el caso de los espíritus desencarnados, o para alejarlos definitivamente en caso de incubos o súcubo.

¿Qué o quién es el Diablo?
 




Volver a la Pagina Principal

El Enigma de las Apariciones - ¿Qué hay en el más allá? - Superar el dolor - Ante la pérdida de afectos - Devociones Populares - El por qué de una aparición

Apariciones de la Virgen a Través del Tiempo - La Virgen de Guadalupe - Rosa Mystica - La Virgen Desatanudos - Aparicion en Garabandal - N.Sra. de Lourdes 

El Tercer Secreto de Fátima - Maria del Rosario de San Nicolas de los Arroyos - Imagenes - Oraciones - El Santo Sudario - Exorcismos 

Los espiritus del mal - Incubos y Sucubos
 

Derechos reservados de AngelRed