El Portal Humanístico en la red

 





 


La Virgen María en Medjugorge (Citluk - Bosnia y Herzegovina)

Era el día 24 de junio del año 1981 cuando Ivanka Ivankovic, Mirjana Dragicevik, Vicka Ivankovic, Ivan Dragicevic, Ivan Ivankovic y Milka Pavlovic estaban en las afueras del pueblo en un cerro paseando, cuando vieron a una mujer muy hermosa con un niño pequeño en brazos. La visión parecía muy extraña por el halo sobrenatural que rodeaba a la mujer. Con gestos les indicó que se acercaran. Al principio se asustaron y tuvieron miedo, pero luego comprendieron que era una visión especial, para ellos era la Virgen María o la "Gospa", como suelen llamarla en aquellas tierras. Se arrodillaron y empezaron a rezar.

Al día siguiente los niños se reunieron nuevamente con el fin de acudir al mismo lugar esperando tener nuevamente la experiencia del día anterior. Estaban rezando en silencio cuando levantando la vista vieron que mas arriba en el cerro aparecía  nuevamente la Virgen, pero ya sin el pequeño que portaba antes. La imagen de la Virgen les indicó que se acercaran más, ellos corrieron hasta Ella, se arrodillaron y comenzaron a rezar el Padre Nuestro.

Después de rezar el Padre Nuestro, el Avemaría y Gloria, una de las chicas que estaba en el grupo, preguntó por su madre, ya que había fallecido hacía dos meses. Otra, Mirjana quería que la Virgen les diera alguna señal para confirmarles a las personas que conocían que ellos no estaban mintiendo.

Milka Pavlovic e Ivan Ivankovic estuvieron presentes en el primer encuentro, pero al segundo encuentro no pudieron ir, en su lugar fueron Marija Pavlovic y Jakov Colo, quienes pudieron ver a la "Gospa" como el resto.


 

Estos chicos eran campesinos y con preparación elemental escolar, además estaban siendo testigos de apariciones que supuestamente eran de la Virgen en un país comunista donde la religión tenía muy poco espacio para su expresión, tan es así que las madres les aconsejaron que llevaran agua bendita para rociar en dirección de la aparición porque tal vez pudiera ser el demonio. Vicka roció con el agua bendita en dirección de la aparición diciendo: "Si eres nuestra Virgen Madre de Dios, por favor quédate, si eres el demonio, aléjate y no vuelvas" La Virgen sonrió ante esta declaración y se quedó con ellos. Luego Mirjana le preguntó su nombre a lo que la aparición le respondió: "Soy la Bienaventurada Virgen María, la Reina de la Paz"

Luego bajando del cerro la Virgen se le apareció a Mirjana nuevamente diciendo: "Paz, paz, paz y solo paz" La vidente Mirjana podía ver una cruz que se situaba atrás de la Virgen quien dijo: "La paz debe reinar entre el hombre y Dios y entre todos los pueblos". Así fue que en una de sus apariciones Ella se identificó a sí misma como La Reina de la Paz.

La noticia se expandió entre los pobladores del lugar y muchos no les creyeron, los acusaban de estar drogándose o que solo querían engañar a la gente con cuentos. Fue por ese motivo que Jakov y Mirjana le pidieron a la Virgen que los protegiera y enviara alguna señal para los demás. "No deben tener miedo de nada" les respondió la Virgen. Y fue en ese momento que les dió un mensaje para los sacerdotes: "Ellos han de creer firmemente y deben cuidar la fe del pueblo"

Para el día 28 de junio la noticia era comentario de todos, unos niños veían a la Virgen en el Podbrdo, y constituía motivo suficiente para creer o no creer, sin embargo ese día comenzaron a acercarse gran cantidad de personas que venían de todas partes con el fin de ser partícipes. Y mientras tanto el padre Fray Jozo Zovko, párroco del lugar, interrogaba a los niños para saber el contenido de los mensajes y autenticar de alguna manera las apariciones.

Mas tarde, ya en el lugar acostumbrado de las apariciones, los chicos llegaron y comenzaron a rezar. Cuando apareció la Virgen, Vicka le preguntó:

"Mi querida Señora ¿qué quieres de nosotros y qué de los sacerdotes?" La Virgen le respondió:

"La gente debe rezar y creer firmemente, y de los sacerdotes espero que ellos sean fuerte en la fe y que ayuden a los demás a creer firmemente"

En una de las apariciones que tuvo lugar ese día, le preguntaron ¿por qué no aparecía en la parroquia? de esa manera toda la gente podría verla y creer en ella, a lo que la Virgen les respondió "Bienaventurados aquellos que sin haber visto han creído"

Temiendo que los niños estuvieran locos o que se hubieran perturbado por algún tóxico o similar, fueron llevados a Mostar para ser examinados por los médicos. El informe reveló que los adolescentes no padecían de ninguna afección mental ni estaban perturbados por ninguna sustancia. El jefe del servicio dijo: "No están locos los niños sino la persona que los ha traído aquí"

En las apariciones de la Virgen en Medjugorge ha habido muchas conversiones y sanaciones, tanto en lo espiritual como en lo físico. También han acudido personas sin ninguna creencia religiosa y han comprobado por sí mismas que en el lugar se dan fenómenos extraños que conmueven y los hace replantearse su falta de fe o creencias espirituales.

La policía comenzó a amenazar a los niños y a los peregrinos que acudían al encuentro con la Virgen. Se les prohibió subir a las laderas de la colina y formar tumultos ya que, según ellos, estaban provocando desorden y respeto a la ley. Pero la Virgen continuó apareciéndoseles a los videntes en el lugar donde estuviesen.

Un día, el párroco de la iglesia decidió acoger a los peregrinos dejándoles participar en las misas y celebrar la eucaristía. La Virgen apareció varias veces en aquellos momentos. Esto hacía el clima mas especial, hasta que una vez, el párroco vio a la Virgen mientras estaba rezando. Quedó atónito con la visión e interrumpió la oración. De manera espontánea comenzó a cantar: "¡Oh, qué bella eres, Santísima Virgen María!", frases de un canto popular en Bosnia. Todo el mundo se dio cuenta que algo le pasaba al sacerdote. "Pude ver a nuestra Madre" declaró el párroco, y desde ese momento todas sus dudas se disiparon, los niños habían dicho la verdad, ya no se opondría a que se hablase del tema, y se convirtió en defensor de la causa, motivo por el cual testimonió a favor de las apariciones lo que provocó que lo encarcelaran por dos años y medio.

Desde el 15 de enero de 1982 los videntes siguieron viendo a la Virgen pero en una habitación lateral de la iglesia. El párroco lo dispuso así porque veía peligroso que se siguieran reuniendo en la nave principal y prefirió que fuera al lado de la misma. Pero el obispo diocesano también prohibió las reuniones en entornos de la iglesia y pasaron a la casa parroquial.

En julio de 1981, la Virgen prometió dejar un signo indestructible y visible para todo el mundo sobre la colina de las apariciones. La Virgen prometió comunicar a cada uno de los videntes diez secretos. Tres de ellos, Ivanka, Mirjana y Jackov, ya han recibido sus diez secretos y no reciben mas la aparición cotidiana de la Virgen, solamente la ven una vez al año. Vicka, Marija e Ivan solo recibieron nueve secretos y continúan viéndola diariamente. La primer vidente en recibir los diez secretos fue Mirjana y dijo que serán revelados al mundo entero a través del Padre Petar Ljubicic, pero tanto el sacerdote como la vidente deberán hacer un ayuno a pan y agua y al séptimo día del ayuno, tres antes de su cumplimiento, Mirjana le dirá al sacerdote el contenido de los secretos y será él quien se encargue de difundirlo al mundo entero.



Descargar en formato comprimido HD

Descargar en formato comprimido SD

En cuanto a la belleza de la Virgen, le puedo decir que nunca en mi vida había visto a una mujer tan hermosa como ella, tiene un vestido gris, velo blanco, ojos azules, mejillas rosadas, cabellos negros y está flotando sobre una nube, lleva además una corona de estrellas. Aunque su belleza es imposible describirla con palabras, para que tenga una idea de lo que digo, voy a contarle algo que nos pasó en un encuentro con la Virgen: En una aparición le preguntamos ¿Por qué eres tan hermosa? teníamos un poco de temor o respeto por hacerle esta pregunta, pero al fin nos decidimos. Y ella respondió: "Yo soy hermosa porque amo, y ustedes, queridos hijos, amen, y también serán hermosos"  Recuerdo de Ivan Dragicevic

El Vaticano aún no se ha pronunciado sobre el tema de las apariciones en Bosnia-Herzegovina y está todavía estudiando el asunto, mientras tanto permite que en el lugar asistan los sacerdotes para celebrar misas y confesionarios a los fieles que peregrinan hacia el lugar de las apariciones.

Apariciones y Misterios



 





 

Derechos reservados de AngelRed