El Portal Humanístico en la red

 




 


La Pequeña Maria

Maria era una pequeña que demostró desde temprana edad una sabiduría y espiritualidad mayor que una niña normalmente de su edad. Todo el mundo en aquellos momentos pensaba que era una niña muy especial, pues la forma de hablar y las cosas que decía dejaban perplejos a muchas personas que tomaban contacto con ella. Desde muy pequeña demostró tener adoración a Dios y constantemente alababa sus obras. Su forma de hablar cuando tenia tres años tan solo había provocado que la gente se admirara de una niña tan peculiar.
 

Clip de la película "Maria de Nazareth" de Giacomo Campiotti


Ella creció en la fe y adoración a Dios a pesar de los tiempos duros que le toco vivir, nunca perdió la fe ni su sentido espiritual para llevar la paz a los lugares donde acudía. Su infancia se desarrollo plena y nunca demostró tener interés en el matrimonio, quería conservar su castidad por el resto de su vida. Fue así como su familia preocupados por la actitud de Maria acudieron a los sumos sacerdotes del templo para buscar consejos de que hacer con la niña que ya estaba en edad de tener esposo.

En aquel momento, los sacerdotes tomaron la iniciativa de convocar a los hombres de todas las tribus de Judea para presentarle a Maria la oportunidad de elección de un hombre que seria su esposo, pero mediante una selección muy especial, que en todo caso, no decidiría ella sino que lo dejaban a manos de Dios a través de una señal que se buscaría en el momento en que cada hombre presentase una vara ante la presencia de la joven. Maria acepto ya que confiaba plenamente en la voluntad de Dios, que tendría que manifestarse en ese momento. Ella estaba segura que el Señor había escuchado sus súplicas de conservar la virginidad de por vida, por lo que acudió al concurso de hombres de manera confiada en su fe.

Acudieron todos los hombres que estaban dispuestos a casarse y tomar a Maria por su esposa según la tradición judía. Cada uno debería llevar una vara y plantarla en la tierra frente al templo, a la vista de toda la familia, los sacerdotes, el publico y Maria quien estaría mirando la esperada señal.

La señal que se esperaba era que de la vara del hombre seleccionado por Dios tendría que emerger una paloma blanca volando en dirección al cielo. Esta era la prueba que debería pasar el caballero que tomaría a Maria por esposa, ella estando conforme accedió a la misma.

Fueron presentándose diferentes caballeros colocando su vara frente a la joven que algunos adornaban con elogios.

José, no tenia intenciones de casarse con ella. El ya era viudo y bastante avanzado en edad para tomar esta joven como esposa, además tenia seis hijos en aquel entonces: Jacobo, José tos, Judá, Simeón, Lisia y Lidia. Hermanos de Jesús. Por lo tanto José asistió a desgano y llevando consigo una vara pequeña tratando de conservar su bajo perfil y pasar lo mas inadvertido posible. Pero fue la voluntad de Dios que se manifestó en aquel momento que de la vara de José emergió una hermosa paloma blanca que voló en dirección a Maria y luego remontó vuelo al cielo límpido de ese día. Todos quedaron asombrados y atónitos ante la manifestación de la señal que esperaban, y Maria sobre todo que le costaba comprender los designios del Señor, pues no esperaba que Dios dispusiera su matrimonio, pues ella ya se había entregado a Dios y esperaba recibir sus bendiciones como devota sirviente del Señor.

© Miguel Ángel Arcel
 

Volver a la Pagina Principal

Ver otras apariciones de la Virgen - La niñez de María - Sus padres

El enigma de las apariciones - El Tercer Secreto de Fátima - El Santo Sudario y el misterio

¿Qué hay en el más allá? - Ante la pérdida de afectos - Superar el dolor - Devociones Populares

El por qué de una aparición - Oraciones - Imágenes - Cartas de los Amigos

Los Espíritus malignos - Palabras de Amor en el momento de dolor  - Exorcismos

Incubos y Sucubos - Los espíritus de la noche - Quién es el Diablo, su historia - Los Posesos

Los ángeles y sus ayudas - El exorcista Ritual de purificación - La Ouija y el Espiritismo
 




 

Derechos reservados de AngelRed