El Portal Humanístico en la red

 

Ave María
 

La Virgen en Medjugorge NUEVO

Aparición de María en Fátima 1917
(con fotos en color) NUEVO

La Virgen de Luján

La Virgen de Guadalupe

Aparición en Peñablanca  

Nuestra Señora Desatanudos

Maria del Rosario de San Nicolás

El Tercer Secreto de Fátima

Aparición en Garabandal

N.Sra. de Lourdes

Maria Rosa Mystica

Infancia de Maria

Ana y Joaquín, sus padres

Oraciones

 

"Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea,
en tan graciosa belleza.
A ti Celestial Princesa,
Virgen Sagrada María,
te ofrezco desde este día
alma, vida y corazón.
Mírame con compasión,
no me dejes Madre Mía."




 

La Gran Rosa del Cielo, la Princesa de Dios. Tantas veces ha llegado a nosotros con sus mensajes y nos ha dejado su manto de misterio y piedad.

La Gran Madre llega incontables veces hasta nosotros a través de sus elegidos para transmitir un mensaje, el cual siempre nos advierte a modificar actitudes, nos delinea el camino a seguir y nos recuerda que alguien mas allá de todo.... nos ama verdaderamente.

Es la Gran dama del Universo, la Señora Enorme del Cielo como la llaman los espíritus de poca luz, quienes generalmente se asustan con su sola mención.

Las apariciones de la Virgen pueden ser un misterio para muchos, una realidad sin discusión para otros, una fantasía para algunos, pero hay una verdad: Sea en la mente o en el espacio nuestro compartido tiene una influencia que cambia la forma de ver el mundo y sus misterios.



 

Si tiene algún relato que quisiera compartir, puede enviarlo a:

apariciones@angelred.com
 


 

Apariciones y Misterios

 Apariciones de la Virgen - El tercer secreto

La vida después de la vida - Devociones populares - El Santo Sudario

Qué hay en el más allá - Ante las pérdidas de los afectos - Superar el dolor

El Por Qué de una Aparición - La niñez de María - Ana y Joaquín

Imágenes - Cartas de los amigos - Exorcismos - La ouija y el espiritismo

Los Ángeles y sus ayudas - Posesiones y obsesiones - Un ritual de liberación

Los Espíritus malignos - El Diablo y su historia - Incubos y Sucubos

El trabajo del exorcista

 

 

Derechos reservados de AngelRed