El Portal Humanístico en la red

 

 

 

 
La puerta a un divino universo...

 






 


Crucifixión

María le seca el rostro a su hijo mientras va hacia el calvario, pero su rostro en lagrimas esta bañado. Jesús entre tanto dolor mira a su madre y le dice: no llores porque victorioso de la muerte saldré, el padre me resucitara al tercer día de entre los muertos y al cielo subiré y a la derecha del padre me sentare. 

María con su manta seca sus lagrimas pero igual continua llorando porque esta mirando como flagelan a su hijo, que por redimir al mundo de sus pecados va a ser crucificado. María esta al lado de Jesús compartiendo el dolor de su hijo quien se esta muriendo desangrado en la cruz.

En un momento el día se oscureció, el velo del templo por el medio se rasgo y Jesús con un grito mirando al cielo al padre dijo: en tus manos encomiendo mi espíritu y así murió. María que estaba al lado de la cruz vio que su hijo se había muerto y del dolor de rodillas se cayo. 

Entre lagrimas recordó cuando el arcángel Gabriel vino a anunciarle que traería al mundo a Emanuel, el nacimiento de Jesús en el portal de Belén, cuando lo encontró entre los sabios a los doce años, pero en un momento oyó la dulce voz de su hijo Jesús que le decía: madre no llores porque victorioso de la muerte saldré y el consuelo al corazón de María volvió.

NATY164@HOTMAIL.COM 
 

 

Galeria de los Angeles Poetas
 



 




 

© Derechos registrados de Miguel Angel Arcel - Hecho el depósito según marca la ley 11.723 sobre
Derechos de la propiedad intelectual bajo el número 192710 - Anexo sobre el uso de esta web
aqui