El Portal Humanístico en la red

 

 

 

 
La puerta a un divino universo...

 






 


Alción y los Enviados de Dios

Alción, mi ángel de la guarda y los ángeles enviados de Dios están llegando con su mensaje de esperanza para contarnos sobre los tiempos que se acercan, tiempos de profundos cambios y de gran gloria, pues la sumisión definitiva del mal en todas sus formas ocurrirá pronto, y los Enviados de Dios nos llamaran a ser privilegiados protagonistas de tan trascendentes acontecimientos. Ellos nos dicen que muchos de nosotros están viviendo estas experiencias de revelación y muchos mas las vivirán, pues es voluntad de Dios que el acercamiento entre los cielos y la tierra que hará posible tan excelsa epopeya ya comience, para lo cual sus fieles legiones en el cielo y la tierra deben prepararse.

Ellos, los Enviados de Dios, y nosotros sus protegidos, somos granos de arena en estos ejércitos que llegaran a ser más numerosos que las arenas de todos los desiertos, y serán convocados a participar plenamente de tan trascendente gesta que finalizará con la maravillosa y eterna conjunción entre el cielo y la tierra, con Dios Padre reinando a la vista de toda su Creación.

Ellos son celestiales instrumentos de Dios y cumplen su misión revelando profundas verdades con conceptos y visiones a veces claros y a veces confusos, que abrirán nuestras mentes como cataratas de luz y sabiduría. Nosotros, más humildes e imperfectos, armémonos de entereza y valor y dejémonos guiar con confianza y compromiso en tiempos tan trascendentes.

Ellos nos dicen que así debe hacerse, que cada uno de nosotros tiene su misión y es voluntad de Dios que todos participen, sea cual fuere su condición, cada uno tendrá su oportunidad de actuación y protagonismo, mostrando con orgullo como la semilla de la Fe ha germinado en su corazón.

Nuestros dulces protectores nos dicen que el principio del glorioso final ha comenzado. Que hoy Dios convoca a sus legiones celestiales y estas se alinean detrás de El, y los reflejos de las alas de sus Angeles y Arcángeles ya iluminan los cielos de esta tierra, aunque aun pocos lo noten.

Permanezcamos atentos y despiertos, escuchemos atentamente a nuestros protectores, pues todos nosotros estamos siendo convocados. Bienaventurados aquellos que respondan a este llamado, con amor en su corazón, claridad en su mente y fe en su alma, pues de ellos será el Reino de la Luz.

"Cuando soplen los vientos del ultimo día, los cobardes se enterraran con sus uñas, escondiendo sus miserias, en cambio los valientes abrirán sus alas, y volaran alto hacia su glorioso destino"

Dios está entre nosotros

Jorge Alberto Dini
Mar del plata - Argentina
picis2007@yahoo.com
 

Galeria de los Angeles Poetas

 

 



 




 

   

© Derechos registrados de Miguel Angel Arcel - Hecho el depósito según marca la ley 11.723 sobre
Derechos de la propiedad intelectual bajo el número 192710 - Anexo sobre el uso de esta web
aqui