El Portal Humanístico en la red

 

Flores medicinales | Plantas que curan | Frutas curativas | Flores de Bach | Guia Verde | Almacén de la vida | Baños Curativos | Sano Humor | Postales Naturales | Portal de Ángeles | Informes Especiales | Psicologia y salud | Consultoría Psicológica


 

 

Google

 







 
Soja o Dólico - (Soja híspida - Favaceae vulgaris))


Una planta conocida desde hace mucho tiempo por los pueblos más antiguos del planeta, la soja constituye un alimento y fuente de energía realmente beneficiosa para el ser humano en todas las épocas.

La soja o dólico es apreciada en oriente y desde hace varias décadas tambien en occidente, donde ha sido cultivada con éxito en Argentina y otros países.

Su gran valor reside en el aporte de calorías y vitaminas que contiene, y en muchos casos ha reemplazado a la carne, por su cantidad de albúmina que no resulta perjudicial como la que contiene la carne.

Hay que destacar que la albúmina de las carnes producen efectos secundarios nocivos para la salud humana, pues produce ácido úrico, evitandose así enfermedades.

La soja contiene vitamina A, B, C, y D por lo que constituye un verdadero alimento, más oligoelementos como calcio, magnesio y fósforo.

Contiene: Isoflavonas (fitoestrógenos): dadzeina, genisteína. Las podemos encontrar tanto en la harina, germen, tofú o leche de soja. Un gramo de semillas de soja contienen alrededor de 2-3 miligramos de isoflavonas. Se trata de fenoles heterocíclicos con una fórmula estructural similar o próxima a la del estradiol.

Proteínas (35-50%): glicina y caseína principalmente. Ciertas formas tradicionales de fermentación de la soja como el tempeh en Indonesia, aumentan el valor biológico proteico.

Carbohidratos (15-35%): holósidos, pentosanos y galactosanos.

Otros: lípidos (15-20%), fosfolípidos (lecitina 1-5%), esteroles (sitosterol, estigmasterol), pigmentos carotenoides y antociánicos, enzimas (amilasa, proteasa, ureasa), vitaminas (B, D, E), saponósidos esteroideos, inositol-hexafosfato (IP6), fibra (en los brotes especialmente), etc.

Aspectos Nutricionales: Por cada 100 g de brotes de soja se obtienen: 59 calorías; 5,3 g
(carbohidratos); 6,2 g (proteínas); 1,4 g (grasas); 1,8 g (fibra); 30 mg (sodio); 42 mg (calcio); 0,9 mg
(hierro); 58 mg (fósforo); 218 mg (potasio); 80 UI (provitamina A); 0,19 mg (vitamina B1); 0,15 mg
(vitamina B2); 16 mg (vitamina C).

El aceite de soja (fuente de lecitina) se obtiene por expresión de las semillas (el rendimiento raramente excede el 10%), conteniendo una mezcla de glicéridos de ácidos poliinsaturados: linoleico, oleico y linolénico (86%) y saturados: palmítico y esteárico (14%). En general es hidrogenado químicamente para reducir su tenor en ácido linolénico, lo que facilita su conservación.

La leche de soja (obtenida por filtrado de las semillas) no cuenta con la cantidad de proteínas que tiene la leche de vaca.

Para los niños que necesitan de un alimento rico que contribuya a la buena formación del cerebro y sistema nervioso en general, la soja es un gran alimento, además los pueblos de oriente supieron bien aprovechar sus cualidades para elaborar una gran cantidad de alimentos en los cuales la soja es el principal componente.

Hoy en día, encontramos en el mercado milanesas de soja, sustitutos de la carne, harina de soja, leche, ricos jugos saborizados a base de soja, etc, por lo que ha reemplazado con éxito a los huevos, la carne, la leche, el queso, y otros productos más.


LECHE DE DOLICOS

La leche que se obtiene de los porotos de soja es muy nutritiva y de gran valor para aquellas personas que deben fortalecer su organismo, más aún para los niños, aunque esto no es indicativo para reemplazar la leche materna, pues ningún alimento reemplaza la leche materna.

Para obtener la leche de dólicos se debe machacar los porotos de soja y dejarlos en remojo por 24 horas, luego se filtra y con la masa resultante se pueden preparar distintos alimentos, mientras que el agua blanca extraida constituye la leche de soja.

Otra forma muy eficaz consiste en dejar en remojo los porotos de soja durante toda la noche, al dia siguiente, se lavan y se colocan en una licuadora y se le agrega agua en 2 partes de agua por cada una de soja, se licua, se filtra y se obtiene la leche de soja. Luego se coloca en una cacerola y se la lleva al fuego hasta que tome una temperatura de unos 60 grados o si no tiene termometro observe que no llegue al punto de ebullicion y retire del fuego. Dejar entibiar y envasar en botella de vidrio bien limpia y esterilizada. Guardar en heladera. Esta leche puede guardarse por espacio de 2 a 3 dias.

Una vez separados los elementos, se puede saborizar la leche con aditivos que le den gusto a naranja, manzana, ananá, chocolate, etc, como así tambien puede tomarse pura. Es un alimento de alto valor nutritivo tanto para niños como para adultos y ancianos.

Es interesante hacer notar que de la planta de soja tambien se usa en la fabricación de aceites comestibles e industriales, tambien glicerinas, pinturas, etc.

Las personas que sufren de diabetes encontrarán en la soja a un gran aliado, pues no solo les reportará fortaleza, sino que ayudará a reestablecer las funciones de sus órganos de manera mucho más natural y sin efectos colaterales.



 

Ver más plantas y árboles curativos
 

 





 

 

© Derechos registrados de Miguel Angel Arcel - Buenos Aires - Argentina.  Hecho el depósito según marca la ley 11.723 sobre Derechos de la Propiedad Intelectual 
Anexo sobre el uso de esta web haga clic Aqui