El Portal Humanístico en la red

 

Flores medicinales | Plantas que curan | Frutas curativas | Flores de Bach | Guia Verde | Almacén de la vida | Baños Curativos | Sano Humor | Postales Naturales | Portal de Ángeles | Informes Especiales | Psicologia y salud | Consultoría Psicológica

 

Google

 







Abeto Falso (Abies excelsa)
 
Existen muchas especies de este árbol y todos son curativos. Pertenecen a la familia de las coníferas gozan de una buena reputación en cuanto al aspecto curativos y vivificante que poseen.


Caminar en un bosque de pinos, es realmente relajante y energizador. Su aroma inunda el aire confiriéndole una exquisita sensación de bienestar a todo el organismo, sobre todo a los pulmones cansados por el oxigeno viciado de las ciudades.

En las lluvias de primavera, el perfume del pino se esparce en todo el ambiente y todo el paisaje parece revitalizarse con su sola presencia.

A continuación veremos las aplicaciones medicinales de este árbol magnífico.

Con las hojas, piñas y brotes nuevos del abeto se pueden preparar tés que tienen un efecto depurativo de la sangre, además es un gran fortificador del sistema respiratorio, ayudando en gran medida a las personas que sufren de asma, a quienes se les recomienda largas caminatas en los bosques de pinos y si es posible que coloquen en sus habitaciones ramas cortadas de pino en floreros, pues su aroma purificará y energezirá el ambiente. Para las personas que cantan, tambien se les recomienda tomar un té de pinos, como asi tambien colocar ramas en sus habitaciones. Por supuesto que observando la medida, es decir, guiandose por el sentido común, basta con unas ramas puestas en los rincones o en floreros grandes.

Para preparar un té pueden utilizarse, como dijimos anteriormente, las hojas, piñas verdes y brotes, se colocará a razon de 20 gramos en un recipiente y se le agregará 1 litro de agua hirviendo dejando reposar media hora. Luego se filtrará y podrá beberse una taza cada 6 horas, endulzada con miel o melaza.

La siguiente es una lista de enfermedades en las cuales actúa eficazmente el abeto falso:

Resfríos, ronqueras, tos rebelde, catarros, laringitis, problemas de la garganta, asma, gripes. Hinchazones por golpes, enfermedades nerviosas, depresiones, nostalgias, decaimientos, tuberculosis, reumatismo, gota, afecciones de la piel, acné, herpes, granos, mala digestión, debilidad estomacal, dispepsia, enfermedades del aparato urinario, problemas de la vejiga, ictericia, sudor excesivo en manos y pies, palidez, dolores musculares y reumáticos, tos crónica, problemas de la matriz, etc.

Tambien podemos obtener el jugo fresco de los brotes, ramas tiernas y piñas del abeto, exprimiendolo manualmente o con la maquina casera de extraer jugos. Se puede tomar media cucharadita cada 2 horas si fuera necesario en casos de enfermedades rebeldes. En poco tiempo se restablecerá la salud, además cuidar su dieta comiendo alimentos sanos y completos. Con el jugo obtenido tambien pueden hacerse fricciones en partes doloridas por los problemas antes mecionados, como por ejemplo en casos de dolores de cintura, huesos o golpes. Al usar este jugo tambien se previene en tiempos de gripes o enfermedades del sistema respiratorio ya que actúa fortaleciendo el organismo ante los ataques de dichas enfermedades.

En caso de herpes, tan molestos, se puede aplicar con un algodón embebido en el jugo y pasar por la zona afectada 2 o 3 veces por día hasta su desaparición. Tambien es conveniente practicar un baño de inmersión en un preparado a base de abetos.

Para realizar con más probabilidades de éxito una curación con el abeto, además de tomar el té, se deberían hacer baños de inmersión con un preparado de hojas de pino. Se cortan ramas de pinos ( 1 kg. ), y se pone a hervir en una buena cantidad de agua. Luego se filtra y el té resultante se volcará en el agua de la bañera (tina). Luego tomar un baño de inmersión por espacio de 20 a 30 minutos.

Preparación del extracto

Se tomarán 10 piñas verdes y se cortarán en pequeños trozos, colocándolas en un recipiente de vidrio o enlozado. Vierta agua fría sobre las piñas hasta tapar la cantidad de piñas. Déjelas en maceración fría durante 24 horas. Luego cocine esta preparación a fuego lento durante 40 minutos, al cabo del cual deberá retirar del fuego, filtrar y agregarle al agua de miel pura de abejas, la mitad aproximadamente del volumen del agua. Vuelva a colocar sobre el fuego y cocine a fuego lento hasta que tome una consistencia de un jarabe.

Este preparado es aconsejable para las personas que sufren problemas de los pulmones, asmáticos y de nervios. Cada tres horas tomar una cucharadita. No se olvide de caminar en sitios abiertos y con gran cantidad de pinos, esto será de gran ayuda y en poco tiempo notará la diferencia.


 

Ver más plantas y arboles curativos
 

 





 

 

 

     
   
     

© Derechos registrados de Miguel Angel Arcel - Buenos Aires - Argentina.  Hecho el depósito según marca la ley 11.723 sobre Derechos de la Propiedad Intelectual 
Anexo sobre el uso de esta web haga clic Aqui