El Portal Humanístico en la red

 

Flores medicinales | Plantas que curan | Frutas curativas | Flores de Bach | Artículos | Guia Verde | Almacén de la vida | Baños Curativos | Sano Humor | Postales Naturales | Portal de Ángeles | Informes Especiales | Psicologia y salud | Consultoría Psicológica


 


 

Google

 






Rosa Mosqueta (Rosa eglanteria)

Esta planta originaria de europa crece en forma salvaje en Argentina, sobre todo en la zona patagónica.

Es del tipo arbustiva, perteneciente a las rosáceas, se extiende prolíficamente en las zonas del sur argentino.

Sus ramas son arqueadas, de espinas violáceas y curvadas. Sus flores son de color rosada en pequeños racimos, cuando se seca la flor aparece un fruto pequeño de color naranja o escarlata. Este fruto es utilizado para la elaboración de un dulce de muy agradable sabor y de gran aceptación por parte de la gente local como de los turistas. Además el uso de esta planta para usos cosméticos es muy extendido por lo cual la hace muy apreciada entre aquellas personas que prefieren las cualidades terapéuticas en forma natural.

De las semillas de la rosa mosqueta se extrae el famoso aceite muy usado en la industria cosmética, con el cual se preparan cremas, ungüentos y pomadas para la utilización en cicatrización de heridas, para borrar estrías, eliminar arrugas producidas con el paso de los años, atenuar o eliminar manchas de la piel, en casos de quemaduras para ayudar a recomponer la tersura de la piel, etc.

El aceite es muy liviano absorviéndose rápidamente por la piel mediante masajes suaves con la yema de los dedos. No tiene olor y es de muy buena textura para el tratamiento local.

Antiguamente los aborígenes patagónicos utilizaban rosa mosqueta para tratar diversas enfermedades y para retrasar los efectos del envejecimiento.

Aquellas personas que han tenido que pasar por operaciones quirúrgicas y su piel del tipo queloidal les ha dejado cicatrices duras o cordones o abultamientos en la piel producto de la misma operación y posterior cicatrización, al usar el aceite de rosa mosqueta al cabo de un tiempo verán con mucha alegría como las mismas desaparecen por completo en el mejor de los casos o se atenúan perceptiblemente en otros. Lo mismo sucede con las pieles que debido a una cicatriz dejan un color oscuro en la piel quedando la misma por mucho tiempo y a veces por años. El aceite de rosa mosqueta va disminuyendo el color de las cicatrices hasta hacerla desaparecer, pues su efecto nivelador le otorga a la piel la posibilidad de recuperación de una forma sana y natural.

Quienes han pasado por etapas en las que el acné e la viruela les ha dejado cicatrices en el rostro deberían usar el aceite de rosa mosqueta para eliminar la hiperpigmentación producidas por éstos problemas de salud.

Algunos investigadores han dicho que tan solo unas gotas del aceite de rosa mosqueta es suficiente para volver el tiempo atrás y devolverle a la piel la lozanía de sus mejores años de juventud. Tan potente es el efecto que provoca en la piel que su uso es no solo muy apreciado sino tambien recomendado por la medicina tradicional para tratar afecciones post-quirúrgicas ya que es un poderoso regenerador dérmico del cual no se conocen efectos secundarios de usarse en forma exterior.

Todas las cremas que se usan para el tratamiento de la piel, estrías, arrugas, etc, pueden ser enriquecidas con 3 gotas del aceite para darle a la piel la protección necesaria, ya que contiene ácido linoleico, oléico y araquidónico, los cuales son vitales para la defensa celular y renovación de la piel.


El té de rosa mosqueta

Actualmente se vende tanto en hebras como en saquitos para la preparación del té. Este té tambien es rico en vitamina C, pues se encuentra en abundancia en la planta, lo cual lo hace apto para los fumadores que pierden vitamina C mucho más rápido que los no fumadores, asimismo para los casos de gripe, resfríos o enfermedades depresivas, da muy buen resultado. Ayuda a mantener el sistema inmológico estable y contribuye al mejoramiento del ánimo. Tambien puede utilizarse el té de rosa mosqueta para lavar la piel tanto del rostro como del cuerpo, para ello prepare té en abundancia y guárdelo en botellas de vidrio por no más de siete días.

Otra forma de usar el té de mosqueta es en combinación con el Kombucha, de esta fermentación obtendrá un té enriquecido por la acción fermentadora del Kombucha y tendrá un gran aliado en el cuidado de su salud.

 

Ver más flores curativas

 




 

 

     
   
     

© Derechos registrados de Miguel Angel Arcel - Buenos Aires - Argentina.  Hecho el depósito según marca la ley 11.723 sobre Derechos de la Propiedad Intelectual 
Anexo sobre el uso de esta web haga clic Aqui