El Portal Humanístico en la red
 

 





 

  

Google
Portal de Angeles Almacén de la Vida Galería de Arte Apariciones Sano Humor Area Natural



 


LA PRINCESA ENCANTADA

Un viejecito iba caminando por un parque cuando escucha una voz que le dice:

"Escucha, y mira acá abajo, soy una sensual princesa, especialista en los placeres de la carne, una horrible y envidiosa bruja me transformó en una ranita, pero con un beso tuyo seré nuevamente una mujer deseosa de compañía, con hambre de lujuría, podría hacerte el hombre más feliz sobre la tierra".

El viejecito miró a la ranita, se agachó, la tomó con una mano y se la guardó en el bolsillo. La ranita se asomó muy sorprendida por la actitud del viejo y le dijo:

"Pero qué, ¿acaso no me vas a besar?

Y el viejito le contestó:

"Mira... A la edad que tengo me hace más gracia una ranita que habla que una maniática sexual"

 


 

Volver a Sano Humor

 

© Derechos registrados de AngelRed -