El Portal Humanístico en la red
 

 





 

  

Google
Portal de Angeles Almacén de la Vida Galería de Arte Apariciones Sano Humor Area Natural



 


En un pueblito de, vaya uno a saber donde, un tipo iba por la calle y se encontró un espejito de cartera, lo levantó, se miró y dijo:

-¡Hey! ¡A este tío lo conozco!

Y se lo guardó en el bolsillo del pantalón. De regreso a su casa volvió a mirarse al espejo y repitió:

-¡Joder! ¡Que a este tío lo conozco!

Al entrar a su casa guardó el espejo en el bolsillo de su pantalón y se sentó en la mesa del comedor. Mientras la Josefa le servía la comida, el hombre volvió a mirarse en el espejo y repetía:

-¡Ostia! ¡Yo a este tío lo conozco! Cuando Josefa se dió cuenta, le preguntó:

-Oye, Manoel ¿qué tienes en la mano?

-Nada importante, mujer. Y se guardó el espejo en el bolsillo del pantalón. Terminada la cena se fue a dormir dejando el pantalón sobre una silla. Josefa, intrigada, una vez dormido su esposo se acercó a la silla y retiró el espejo del pantalón, se miró al mismo y dijo:

-¡Ya lo sabía! ¡Es una foto de mujer! ¡Y qué cara de prostituta que tiene!.



 

Volver a Sano Humor

 

© Derechos registrados de AngelRed -