El Portal Humanístico en la red
 

 





 

  

Google
Portal de Angeles Almacén de la Vida Galería de Arte Apariciones Sano Humor Area Natural



 


El difícil arte de ser padres 

El padre entra al cuarto del hijo. Ve la cama desecha y una carta sobre la almohada. Toma nervioso el papel, pensando en lo peor. . . Empieza a leer la carta de su hijo, que dice: 

Querido papá, para mí es muy difícil decirte todo esto, pero de todas maneras te lo tengo que decir. Te cuento que me estoy yendo de casa con Alberto, mi actual pareja. Estoy enamorado de él, papá. El pibe está bárbaro, tiene un cuerpo increíble. . . un montón de tatuajes y estos piercings gigantes en los pezones y en la lengua. . . me encantan. También me gusta su moto negra, una BMW que la policía jamás puede alcanzar. . . Estoy seguro que esto que siento por él, es verdaderamente amor, papi. 

Pero además, no es solo eso. . . la verdad es que descubrí que realmente no me gustan las mujeres. Lo intenté, pero no las puedo ni ver. Sé que vos no aprobarás mi decisión y es por eso que he decidido escaparme para vivir esta experiencia con Alberto. Sé que seremos muy felices en su casa rodante. Queremos viajar por el mundo sin conocer exactamente nuestro próximo destino, viviendo de tocar la guitarra en las estaciones de tren y vender las artesanías hechas por nuestras propias manos. Pero para que sepas que lo nuestro va en serio, que no es pavada, te cuento que Alberto quiere que adoptemos hijos, que formemos una gran familia. El otro día mientras nos fumábamos un porrito, me lo propuso. Me pareció genial, fue todo lo que siempre soñé: tener mi propia familia. Eso sí, ya decidimos que una vez que los tengamos no usaremos más drogas pesadas. . . sólo marihuana (que es re-sana). Es que cuando hay hijos de por medio. . . hay que pensar un poco más las cosas ¿o no? Creemos que entre nosotros dos, más los amigos gays de Alberto y sus parientes franceses, vamos a vivir en perfecta armonía. Viejo, tus nietos van a crecer en un ambiente muy sano, rodeados de amor y buena onda. 

No te preocupes por nada, papá, porque a los 16 años, al contrario de lo que mucha gente piensa, uno ya la tiene clarísima y sabe perfectamente lo que quiere, así que. . . no te preocupes, todo está recontra bien! Algún día volveré y vas a ver que no me arrepentí en lo más mínimo. Un beso grande, y decile a mami que la amo y que no la culpo por nada, ¿ok? 

Y cuando el padre ya estaba casi por caer al piso del cuarto de su único hijo (y encima, varón), sigue la carta: 

PD: Papi, no te asustes. Era todo mentira. Me fui a lo de Tatiana, la hija de la vecina del 3ro. "D". La pendeja esta buenísima, refuerte, solita y, como siempre, regalada. Vos, tranqui, que uso forro. . . Esta carta fue sólo para mostrarte que hay cosas peores que las notas bajas, los aplazos, y las materias a examen. Y ya que estás en mi cuarto, firmame el boletín que está en el primer cajón de mi mesa de luz.

Chau, después hablamos. 


 



 

Volver a Sano Humor

 

© Derechos registrados de AngelRed -