El Portal Humanístico en la red


 

 


 

 




 

 








La realidad muchas veces supera a la fantasía y nos quedamos con la boca abierta pensando en como existen ciertas cosas en el mundo causando tanto asombro. Hechos increíbles tanto por su audacia como por su contenido violento u otros hechos que nos hacen pensar que la capacidad del ser humano no esta limitada mas que por su propia conciencia.

El mundo de los duendes, las hadas, los gnomos, salamandras, silfos, sirenas, ondinas, etc., es un mundo tan antiguo como la tierra misma y tal vez de la creación universal. Tienen su raíz en la mente profunda de los cielos infinitos, y aun cuando sean negados porque no se ven a simple vista no significa que no tengan una existencia. Existen aun en las mentes de los niños que no han sido contaminados con la explosión de los sentidos materialistas. Existen en sus propias dimensiones y desde allí exploran nuestros dominios sin que nos demos cuenta de su presencia. Pero algunas personas muy sensibles captan su estadía cercana y saben perfectamente que no están solas. Tratar con mundos "irreales" a veces es una tarea fatigante y llena de misterio. Una tarea mágica que nos convierte en mágicos a medida que incursionamos en sus dominios. Una tarea que se vera recompensada tal como le sucede a un jardinero que cuida sus rosas hasta que un día el rosal le da la mas brillante flor del jardín en pago de sus esfuerzos.

El mundo oculto de estos seres míticos nos devuelve la magia de la vida y nos acerca mas aun, a la posibilidad de reencontrarnos con nuestra inocencia perdida y disfrutar de la naturaleza como nunca antes lo habíamos hecho.

 




El mágico encanto de los enanitos. Seres relacionados con la tierra y sus tesoros.
 


Estos espíritus viven en los ríos, lagunas, mares, arroyos. Su poder está en la libertad del fluir libres.
 


El fuego es su hogar. Brillan, bailan, son los espíritus de brillante ideas.
 


Llegan con el viento, porque son el viento. Su reino se extiende más allá de las nubes.
 


Hermosas imágenes para guardar y usar

 



¡Anímate a volar en su divino universo!

 



 


 

 

© Derechos registrados de Miguel Angel Arcel - Hecho el depósito según marca la ley 11.723 sobre
Derechos de la propiedad intelectual bajo el número 192710 - Anexo sobre el uso de esta web
aqui